image 4 razones para no usar pestañas postizas.
2/26/20
Autor: Reelance

4 razones para no usar pestañas postizas.

Las pestañas largas siempre nos han cautivado. Muchas veces, lo primero que nos atrapa de la mirada de alguien son sus pestañas, incluso antes que el color de sus ojos. Y es que, si bien las cejas proporcionan profundidad a la mirada, las pestañas son las que llenan de vivacidad elegancia y gracia al rostro.

Si de sensualidad hablamos, tarde o temprano llegaremos a la importancia de las pestañas. Tan es así, que no se puede hablar de maquillaje completo sin tomar en cuenta las pestañas. En el afán de tener pestañas más abundantes y largas, se han creado e inventado todo tipo de métodos y productos que van desde el rímel a la clásica técnica de la cuchara para su rizado. Algunos tienen mayor duración que otros, los hay incluso a prueba de agua, no obstante al final, al momento de ir a la cama y desmaquillarnos, todos terminan siendo pasajeros, como un truco de “magia”.

No se puede negar que unos sean más prácticos y económicos que otros, pero tampoco se puede negar que, con el tiempo, unos terminan siendo más dañinos y agresivos que otros. Inclusive hay algunos productos que, después de usarlos, te quitan más pestañas de las que te ayudaron a aparentar tener. Tal es el caso del uso de pestañas postizas. No hay nada de malo con usarlas alguna vez, pero su uso continuo termina por traerte más desventajas que ventajas. Aquí te mencionaremos algunas:

  1. Puedes terminar con menos pestañas que las que tenías inicialmente. Si las utilizas para alguna fiesta o evento especial, es decir eventualmente, no causarán mayores estragos al momento de desprenderlas, salvo ligera irritación y unas cuantas pestañas desprendidas. Siendo positivos que se caigan una o dos pestañas puede no ser malo, hasta para pedir un deseo podría servirte el hecho, pero a la larga la densidad de tus pestañas se verá fuertemente disminuida. Si las utilizas continuamente, te volverás más dependiente de ellas, puesto que cada vez te sentirás menos satisfecha con la cantidad y el grosor natural de tus pestañas.
  2. El pegamento puede ser un inconveniente. La calidad de los pegamentos varía, mientras más resistente sea, puede ser más agresivo con tu piel, y mientras más suave, puede no ser lo suficientemente fuerte como para mantener adheridas las pestañas a tus parpados. Este, es un gran inconveniente de las pestañas postizas que hay que tener en cuenta si se desea utilizarlas. Debido a este tipo de complicaciones es que en algunos casos, a media fiesta, media pestaña ya está volando, o inclusive ya anda libre por algún lado. Aunados a las deficiencias del pegamento, el movimiento y sudor, pueden traicionarte y facilitar aún más la caída de las pestañas, sobre todo si estas en una fiesta en la playa por ejemplo. Para estas ocasiones, quizá no sea tan conveniente la idea de usar pestañas postizas.
  3. Si no estás acostumbrada a su uso te sentirás incomoda. Para algunas mujeres, las pestañas pueden resultar bastante pesadas, pues el párpado no se encuentra acostumbrado a semejante peso, por lo que abrir los ojos puede requerir más esfuerzo de lo normal. Como resultado, lucirás incomoda y es probable que te cansen. Recuerda que la sensualidad tiene mucho que ver con sentirte cómoda con lo que eres y usas. Si utilizas algo con lo que no estas cómoda, probablemente tendrás resultados adversos a los que esperas.
  4. Son complicadas para ponérselas por una misma. Si se tiene nula o poca experiencia, el hecho puede, en última instancia, resultar desastroso. Es complicado ponérselas dado que se debe medir la distancia correcta para aplicarlas, para que luzcan bien y no se despeguen con suma facilidad. Además de no poner demasiado pegamento en los bordes para que no estropeen así el maquillaje. Son varios cuidaos que deben tenerse, y lo ideal para disminuir errores es que alguien te ayude a ponértelas, y alguien que sepa. Otro aspecto que hay que considerar es que el pegamento en algunos casos, puede irritar tus ojos. No a todas las mujeres les sucede, sin embargo al momento de maquillarse, puede ocurrir este problema. Si tienes prisa para maquillarte, un inconveniente de este tipo, solo te traería más retardos y complicaciones.

Como hemos visto, las pestañas postizas son una alternativa cuando las pestañas que se tienen son muy escasas y cortas, sin embargo las pestañas se alejan cada vez más de su naturalidad, con su uso frecuente. Mejoras la apariencia, sin beneficiar la salud de tus pestañas. Actualmente, existen otras opciones para potenciar el crecimiento y la belleza de tus pestañas. El Bimatopros es una de ellas.

El Bimatoprost es un activo que inicialmente se utilizaba para contrarrestar el glaucoma. Se trata de un medicamento análogo relacionado con la prostaglandina. Uno de sus efectos secundarios es la hipertricosis, es decir, el crecimiento de vello en algunas partes del cuerpo. Este efecto inesperado resultó de mucho beneficio para la cosmética ya que se pudo aplicar para el crecimiento de las pestañas. El Bimatoprost es un activo que no produce irritación en zonas tan delicadas como el área de los párpados, por lo que puede utilizarse sin problemas ni complicaciones. Reelance te brinda esta nueva opción para el crecimiento de pestañas, gradual y efectiva. Aumenta la densidad d tus pestañas, de manera más natural y sin efectos que desaparezcan al momento de desmaquillarte con el potenciador para crecimiento de pestañas de Reelance.

banner image