image 8 razones para no delinearse o tatuarse la ceja.
2/26/20
Autor: Reelance

8 razones para no delinearse o tatuarse la ceja.

En el siglo XXI la comodidad superó a la dedicación en muchos aspectos. Anteriormente, a nuestras madres y a nuestras abuelas, se les introdujo en el ámbito de la estética bajo el lema: “la belleza cuesta”. Y aunque tardaban horas en una serie de rituales con fines de belleza, podemos decir que sus procesos eran más naturales y que no dañaban sus rostros. Esta aparente eternidad en sus rituales, no era solamente porque tuvieran tiempo para realizarlos, sino que tenían la paciencia y la dedicación, actualmente tan olvidados. Ahora queremos cosas que no nos cuesten tanto, que no tarden y que sean efectivos, pero esto choca con la naturalidad y la belleza dedicada que no pasan de moda.

La comodidad nos lleva a tomar decisiones que creemos nos liberaran en el futuro de muchos problemas. Con el delineado permanente, (conocido también como micro pigmentación o maquillaje permanente) y el tatuado de cejas, las mujeres suponemos que ya nunca tendremos que preocuparnos por el aspecto de nuestras cejas, y esto no sucede así. Si lo vemos con cuidado, el que no se tenga alguien que preocupar porque sus cejas se vean desarregladas o porque luzcan despeinadas no quiere decir que tiene asegurada la belleza en su rostro. Tampoco es que te evites de una vez para siempre el tener que preocuparte por el aspecto de tus cejas ya que cualquiera de estas técnicas requiere de un retoque y de cuidados especiales para que no se generen infecciones o alergias. Estos procesos son muy complicados de revertir, sobre todo el de tatuado, ya que una vez realizados es muy complicado que se vuelva atrás. El tatuarse es una decisión casi irreversible que hace que no se le pueda volverá a echar mano a la ceja, por lo menos en 6 meses. Si después del delineado permanente o del tatuado quieres dejarte la ceja un poco más delgada o más gruesa no podrás, o si no tuviste el resultado esperado, tendrás que aprender a vivir con ello. Si bien el delineado y el tatuado nos liberan del cuidado cotidiano, no aseguran la belleza de la mirada o no vuelven más agradable un rostro en todos los casos. Además de esto, existen otras razones por las que hay que pensarse dos veces antes de realizar alguno de estos procedimientos, aquí te las presentamos:

Inconvenientes del delineado permanente de cejas y del tatuado de cejas:

  • El procedimiento de delineado, o de micro pigmentación, es menos profundo que el tatuado y tiene menor duración ya que se realiza con el demógrafo, el cual penetra en la dermis de 2 a 3 mm. .El nombre correcto sería delineado semi-permanente ya que dura de 2 a 4 años con retoques temporales. El tatuado de cejas es de mayor duración ya que se utilizan agujas que perforan la dermis hasta en 7mm, y no siempre tiene las características de un procedimiento cosmético.
  • Los pigmentos seleccionados pueden causar alergia o sarpullido a largo plazo y no son sustituibles de manera inmediata. Además, el proceso puede ser agresivo para la piel, provocándote inflamación y formándote costras en la epidermis.
  • Un estudio realizado por psicólogos ha arrojado que el parámetro que más satisface el gusto de las personas en relación a las cejas es el de naturalidad, aún más que los de delineada, larga, poblada o corta. Hombres y mujeres prefieren una ceja que refleje naturalidad en la otra persona y el delineado permanente va en contra de ello.
  • El delineado de cejas y el tatuado de cejas pueden llegar a ser muy costosos debido a que es un procedimiento cosmético serio que requiere de anestesia, de personal capacitado y de herramientas adecuadas para las distintas aplicaciones.
  • No todas son candidatas para estos procedimientos. Si sufres de alguna enfermedad venérea, si tienes diabetes o si tu rostro tiene muchos lunares y/o pecas no podrás realizarte el procedimiento.
  • Aunque tú hayas decidido cierto estilo de ceja, tu rostro cambia y es distinto al que inicialmente imaginas. En la gran mayoría de casos las mujeres esperaban una ceja distinta a las que les tatúan. Para no arruinarse ellas mismas la vida con una ceja que no les gustó, optan por aceptar la ceja que les quedó.
  • Si decides teñirte el cabello de otro color, lo más probables es que no vaya a coincidir con el color de tu tatuado de ceja. Terminarás luciendo una mezcla de colores en tu rostro que puede no lucir muy bien. Si no lo te lo tiñes para evitar esto, te quedarás continuamente las ganas de un cambio de look, todo porque el color de la ceja no se parece.
  • La ceja pigmentada o tatuada puede dar la impresión de informalidad, de poca paciencia y de radicalismo.

Reelance ha desarrollado un potenciador de cejas que ayuda a solucionar estos inconvenientes. Ya sea como opción principal o como alternativa, su fórmula ayuda a recuperar la naturalidad perdida. Si tu ceja ya no crece debido a que te realizaste algún delineado o algún tatuado, el potenciador de cejas, hecho a base de Minoxidil, puede ayudar a recuperar esos folículos que se daban por perdidos. Si no te has realizado ninguno de esos procedimientos y quieres aumentar o modificar tus cejas, Reelance es la opción efectiva y accesible para aumentar la belleza y la naturalidad de tu mirada.

banner image