image Masajes Capilares
2/25/20
Autor: Reelance

Masajes Capilares

El masaje capilar es una combinación de manipulaciones basadas esencialmente en movimientos y presiones que ayudan a la circulación de la sangre en el cuero cabelludo. Los masajes capilares representan uno de los elementos más utilizados en la peluquería clásica, siendo muy eficaces cuando están correctamente ejecutados ya que favorecen a la intensificación de los procesos metabólicos en la papila capilar (células dérmicas presentes en la raíz del cabello).

Desgraciadamente, la ignorancia o la desaprensión hacen que a veces se confunda una inhábil frotación del cabello (no sólo inútil sino también perniciosa) con un masaje. El masaje, si es terapéutico, debe ser aplicado sólo por el profesional capacitado para ese fin, y si es de tipo cosmético, puede ser aplicado por cualquier persona, siempre que haya aprendido previamente la técnica más elemental, la que le permitirá por lo menos no dañarse el cuero cabelludo. Si bien hay masajes capilares que una persona puede practicar por sí mismo en casa, abundan los videos sobre ellos, debe plantearse el principio de que todo mensaje por simple y fácil que parezca es, en realidad, una maniobra delicada que puede perjudicar cuando se realice mal, y que valdrá tanto más cuanto más ejercitada sea la persona que los hace.

Los masajes capilares están contenidos en la llamada kinesiterapia. Se le llama así al grupo de agentes, mecánicos o kinésicos, que emiten y transmiten oscilaciones y vibraciones materiales con fines cosméticos o terapéuticos. Estos son aplicados para la prevención o corrección de las alteraciones cutáneas en general, incluidas las afecciones de la epidermis y del cabello. La kinesiterapia utiliza diversos medios como el masaje, las vibraciones, la reeducación motriz y las movilizaciones activas y pasivas no solo para el relajamiento, sino también para el mejoramiento de las condiciones del cuerpo en general. A los procedimientos clásicos de la kinesiterapia se unen las compresiones manuales e instrumentales, o métodos modernos como el llamado masaje por vacío, el micromasaje celular, el shiatzu, la acupuntura, el drenaje linfático. Estos procedimientos para la salud general aunque nuevos, integran los conocimientos simples y clásicos, siempre buscando un fin estético o terapéutico común.

Siendo más específicos, los masajes capilares, también llamados estéticos capilares o cosméticos capilares, son eminentemente preventivos, y están destinados a conservar la belleza y la salud, siempre y cuando la papila capilar se encuentre en condiciones de ser estimulada. En el caso del masaje terapéutico capilar, se debe consultar invariablemente a algún dermatólogo profesional ya que este tipo de terapias, que incluyen masajes, están destinadas a corregir imperfecciones o tratar alteraciones más serias, que bien podrían manifestarse como severas atrofias capilares. Este tipo de atrofias vuelven inútiles y hasta peligrosos los masajes hechos sin la información o técnica adecuada.

Hasta ahora hemos establecido entonces como el masaje del cuero cabelludo es considerado clásicamente como un medio importante para estimular el crecimiento del cabello, y como es necesario conocer y practicar las técnicas adecuadas para no terminar lastimándonos. También hemos hecho la imprescindible observación de que la papila capilar deberá estar en condiciones de reaccionar al estímulo, ya que si no lo está y presenta algún estado de atrofia severa, el efecto del masaje será nulo. Pasemos a los diversos efectos que tienen los masajes capilares en el cuero cabelludo:

  • Aumentan, vivaz y pasajeramente, la circulación local sanguínea. El masaje y la fricción, diarios y prolongados, aumentan la irrigación del cuero cabelludo mejorando la nutrición del bulbo piloso.
  • Hipertemia; aumento de la temperatura corporal por encima de lo normal, de 1 a 3 grados.
  • Excitación de las terminaciones nerviosas.
  • Liberación de histamina (hormona dilatadora de los vasos sanguíneos y de los capilares), que permite la permeabilidad en los folículos pilosos.
  • Remoción de escamas pitiriásicas. En caso de que se sufra de manchas rojas escamosas y secas en el cabello, se pueden utilizar estos masajes, combinados con algún tópico, para aliviar los síntomas.
  • Mejoría de la seborrea (secreción de glándulas sebáceas que engrasan el cabello y aceleran su caída).
  • Ayudan al tratamiento de la canicie. La utilización de aceites para el masaje del cabello “agrisado” mejora su apariencia envejecida, pues lo hace parecer más oscuro.

Tipos De Masajes Capilares:

Masaje general. Un procedimiento sencillo es frotar cada mañana, de preferencia luego del baño, toda la superficie capilar con un lienzo seco y suave, o mejor con las manos y algún producto que contenga aceites esenciales, para aumentar el efecto tónico, estimulante y general.

Roces, stroking: Consisten en movimientos largos, lentos y rítmicos, ejecutados con la cara palmar de las manos y paralelamente a la superficie del cabello. Por la presión se dividen en superficiales y profundos.

Amasamiento, kneading. Consiste en presiones realizadas con moderada energía, como queriendo exprimir el agua acumulada. Puede ser con una, o con las dos manos.

Fricción, friction. Consiste en hacer deslizar el cuero cabelludo sobre los tejidos subyacentes, imprimiéndoles pequeños movimientos circulares y rítmicos, con presión moderada y progresiva. La fricción se realiza no sobre los cabellos, si no debajo de él, por eso los dedos se mantendrán adheridos a su superficie. Se emplea la cara palmar de los cuatro dedos largos, o los pulpejos del índice y medio, del pulgar o de la eminencia tenar.

Golpéteo, percussion. Consiste en un movimiento percusivo realizado con el borde cubital de una o ambas manos abiertas y perpendiculares a la superficie capilar o con los pulplejos de todos los dedos de una mano y luego de la otra en sucesión rítmica, rápida y alternante y a veces con los nudillos. Requiere mucha habilidad.

banner image