image Queratina
2/25/20
Autor: Reelance

Queratina

A la proteína responsable de mantener sana y endurecida la superficie de la epidermis humana se le conoce como queratina. Está presente también en muchos animales, en sus cuernos, en su pelaje o en sus pezuñas, pero en el humano es de vital importancia para muchos de los procesos que involucran al órgano cutáneo (piel exterior que protege y cubre nuestro cuerpo). La epidermis y el pelo son los principales órganos para la protección de los agentes nocivos externos, y la queratina ayuda a que estos se mantengan fortalecidos. Es en la capa córnea (la capa más externa de la piel) donde la encontramos principalmente.

Características:

  • La queratina es una escleroproteína fibrosa, azufrada y pobre en agua.
  • Contiene amplia variedad de aminoácidos, alrededor de 18, entre los que predomina la cistina (aminoácido que ayuda a la configuración de las moléculas de proteína).
  • Es insoluble en agua, poco hidrófila, mecánicamente muy resistente y mala conductora de las radiaciones.
  • Su estructura la hace inalterable para las enzimas, ácidos y álcalis (óxidos e hidróxidos corrosivos de los metales alcalinos) diluidos. Sin embargo, la excesiva concentración de estas enzimas es lo único que vence su gran resistencia química, además de los sulfuros que la disuelven en frío (acción de los depiladores comunes).
  • Como ya lo mencionamos, la queratina le confiere a la capa córnea propiedades adecuadas para la protección superficial contra agentes ambientales, volviéndola inerte, impermeable, dura y resistente. La queratina del pelo es muy resistente a los agentes químicos, especialmente a los ácidos.
  • Su estructura puede romperse, sin embargo, mediante la acción de reductores y alcalinos, que a determinado pH y temperatura actúan sobre los puentes laterales por hidrolisis o reducción del azufre. Las ondulaciones llamadas permanentes se basan en esta posibilidad de la queratina.

Si alguna vez se te ha ponchado o rajado alguna llanta de tu automóvil o camión, y si después decidiste, por falta de tiempo o recursos, reparar el desperfecto, seguramente has ido o visitado alguna llantera o vulcanizadora. Si eres alguien observador habrás visto lo que sucede al momento de arreglar o “parchar” el neumático; como el caucho es fundido mediante altas temperaturas y baja presión para poder parcharlo, mediante un encadenado de los polímeros de azufre. ¿A qué viene todo esto? pues el proceso de la queratinización es similar a este proceso industrial conocido como vulcanización, que está basado en la deshidratación y el aumento del azufre combinado, que transforma a una proteína blanda y rica en agua en otra resistente y seca. La queratinización es la función de secreción externa (conocida también como queratopoyesis), por la cual la epidermis del órgano cutáneo se comporta como una glándula holocrina (de función secretora) que transforma el protoplasma de sus celúlas- queratinocitos en queratina para para reconstituir el tejido córneo. Al llegar a los estratos intermedios el queratinocito disminuye su metabolismo oxidativo, acidifica su protoplasma, bloquea sus funciones hidrófilas y aumenta su concentración de aminoácidos azufrados. Este proceso, que a comparación del de la vulcanización de un neumático que dura de 15 o 30 minutos, se prolonga aproximadamente por 30 días.

Hay Dos Tipos De Queratina:

  1. La blanda o esquizoqueratina que forma la capa córnea y la médula del pelo.
  2. La dura o escleroqueratina que se encuentra en las uñas y en la corteza del pelo.

Al hacer la comparación entre los dos tipos resulta evidente que la queratina dura es la más rígida y resistente, y la menos maleable gracias a su contenido en azufre, que es mayor porque es más rica en cistina, lo mismo que en elementos minerales; en cambio, su contenido acuoso y graso es menor que la queratina blanda.

La Queratina Y El Pelo.

En el caso del pelo podemos distinguir dos partes: la superior, que es la que se ve a simple vista, llamada tallo, y la profunda, denominada raíz.

La raíz del cabello está compuesta, a diferencia del tallo, de células vivas, que no están queratinizadas y que por ende tienen núcleo. En ella no es posible hallar queratina. Es en el tallo es donde encontraremos las dos formas de queratina, la blanda y la dura. La queratina blanda se encuentra en la zona central del tallo, llamada médula, la cual está formada por células que pueden contener pigmento. La médula puede imaginarse como el grafito dentro de un lápiz que se estrecha a medida que asciende. En la corteza se encuentra la queratina dura, que constituye la porción más importante del tallo. La corteza está compuesta de largas células con formas elípticas y que se encuentran pigmentadas. Están en sentido longitudinal, bien adheridas entre sí gracias a la queratinización, sin la necesidad de núcleos.

Queratosis Folicular.

Las anomalías por exceso de queratinización de los folículos pilosos representan una serie de síndromes reaccionales con leves diferencias morfológicas. El pelo se vuelve duro, enrulado y con evidentes signos de atrofia. Los cabellos se asientan sobre una base de color rosada, roja o violácea y se disponen en placas múltiples, o se diseminan muy extendidas, ocupando regiones electivas para cada tipo. Por lo general, la piel se presenta seca, adelgazada y con descamación, trasmitiendo a la mano que palpa una sensación de aspereza comparable a la de un rallador. Se les puede resumir en 4 tipos:

  • Las foliculosis de tipo congénito.
  • La foliculosis de naturaleza infecciosa general.
  • Las foliculosis de reacciones segundas.
  • Las foliculosis de origen químico.

Para evitarlas o tratarlas siempre es recomendable los baños jabonosos, las actividades que permiten la circulación, los tratamientos faciales y capilares, las cremas, los tópicos y shampoos, y hasta la piedra pómez.

banner image