image Aceite de jojoba
2/25/20
Autor: Reelance

Aceite de jojoba

El aceite de jojoba, o cera líquida de jojoba, es aprovechado específicamente en la industria cosmética para prevenir la caída del cabello, para tratar la debilidad y resequedad capilar, y para limpiar y humectar la piel.

Es común ver este producto en el famoso mercado de Sonora ya que la jojoba (Simmondsia Chinesis) es un arbusto originario de esa región. Hay que recordar que los arbustos se distinguen de los árboles por su tamaño y por su aspecto general, en su mayor parte no alcanzan más de 6 m de altura, y no poseen un tronco principal. El arbusto perenne de jojoba no es la excepción, con condiciones favorables puede alcanzar hasta los 5 m. Sus hojas son gruesas y sus flores son difíciles de ubicar, el fruto que produce este arbusto contiene semillas utilizadas para diversos fines. En el desierto de Sonora, las precipitaciones pueden mantenerse ausentes por largo tiempo, razón por la cual este arbusto completa rápidamente su ciclo vegetativo, inmediatamente después de las cortas precipitaciones ocasionales.

Diferentes personas a través del tiempo han anunciado y recomendado las propiedades del aceite de jojoba, ya sea para curar heridas y cicatrizar llagas (debe tostarse el fruto maduro para sacar el aceite útil para estas características), como para prevenir el cáncer y combatir la retención de la orina. Es en estos últimos tiempos que se ha difundido especialmente su uso como producto capilar y como agente benéfico para la piel ya que las semillas de jojoba contienen proteína, vitamina E y ceramidas muy provechosas para nutrir el cabello y la piel. Su uso es exclusivamente externo, ya que puede presentar toxicidad si se ingiere regularmente.

Es por su estructura química que suele definírsele más como cera biodegradable que como aceite, ya que es parecida a los aceites naturales del cuerpo. Para resolver este problema de ambigüedad basta con especificar las propiedades y cualidades duraderas de la semilla de jojoba, las cuales pueden durar más de 20 años sin perder sus efectos. Al contrario de su extracción para tratar las heridas, donde se tuesta la semilla, el aceite de jojoba para la piel y el cabello se obtiene mediante el prensado en frío. Al extraerse de esta forma tiene un color dorado que se va volviendo menos brilloso al ser procesado.

Propiedades Y Cualidades Del Aceite De Jojoba.

  • Gracias a su estructura molecular, penetra fácilmente en el cuero cabelludo, sellando la humedad en el cabello y restableciendo el equilibrio sebáceo de la piel.
  • El equilibrio de la grasa en la piel tiene como consecuencia la disminución y la regulación del acné tan indeseado. Además tiene un efecto cicatrizante sobre las huellas de los barros que quizá fueron removidos sin piedad ni cuidado.
  • Ayuda a combatir la caspa y la seborrea excesiva que acelera la caída del cabello. Una vez más, su función estabilizadora permite que la grasa de los folículos pilosos no se dispare. Si usas un aceite concentrado, con 100% de pureza, cuida de no utilizarlo excesivamente ya que podría saturar el cuero cabelludo. Con 3 o 4 gotas es suficiente.
  • El aceite de jojoba humecta la piel de cualquier parte del cuerpo que sufra de resequedad o queratosis. Hidrata el cuero cabelludo y los cabellos gracias a la presencia de ácidos grasos no saturados que permiten renovar la epidermis. Al sellar la humedad en la capa córnea, mantiene un nivel adecuado de hidratación y humectación.
  • La vitamina E que contiene (tocoferol), ayuda a proteger los ácidos grasos no saturados contra la oxidación, permitiéndoles a estos cumplir con la función hidratante ya mencionada. No hay que olvidar que también se le atribuye a esta vitamina un controvertido papel en la fertilidad (algunos llaman a la vitamina E la vitamina de la reproducción), aunque es más sensato decir que los tocoferoles ayudan en el embarazo a prevenir las molestas estrías y la flacidez.
  • La estructura natural de aceite vegetal, hace del aceite de jojoba una excelente base para el desarrollo de otros productos más enfocados y especializados. Sirve para desarrollar shampoos y acondicionadores que combinen los beneficios de la naturaleza con los componentes químicos sintéticos. Estos productos, hechos a base de aceites vegetales como el de jojoba proporcionan, proporcionan, además de hidratación y equilibrio graso, brillo y sedosidad y hacen que el cabello se vea sano y fuerte.
  • Puede servir también como removedor de maquillaje, ya que casi no deja residuos, ayuda además a rehidratar la zona desmaquillada.
  • A comparación de otros aceites, como el de girasol, el de jojoba no pierde sus propiedades ni caduca rápidamente.
  • En el uso externo no es alergénico, es decir, no produce reacciones alérgicas, tampoco tapa los poros ni irrita la piel o el cuero cabelludo. De hecho es antibacteriano, ya que elimina o anula algunas bacterias y hongos. De hecho es usado como complemento contra el pie de atleta.
  • Las funciones antibacterianas e hidratantes ya mencionadas lo hacen un excelente complemento para antes y después de la afeitada. Antes de la rasurada, puede utilizarse para suavizar y limpiar la piel, haciéndola más manejable. Si se usa después de la afeitada permite que se refresquen los poros y se enfríen, sin irritaciones
  • Previene y actúa contra el envejecimiento, sobre todo en cuestión de las arrugas. Combate el inevitable paso del tiempo por sus beneficios humectantes.
  • Se puede usar también para hidratar los labios que sufren de alguna resequedad, por condición natural o por efecto de climas extremos.
banner image