image Calvicie en mujeres
2/25/20
Autor: Reelance

Calvicie en mujeres

La mejor manera de ejemplificar la forma en que crece el cabello es imaginando un jardín, ya que lo hermoso que pueda salir es el resultado directo de lo que está pasando debajo de él.

El cuero cabelludo es el área de la cabeza que está debajo del cabello, posee una enorme cantidad de vasos sanguíneos. Es por esta razón que las heridas en la cabeza causan grandes hemorragias. El cuero cabelludo, que al igual que un jardín, cuenta con un ciclo normal de crecimiento de “follaje” y que en nosotros significa el crecimiento de un cabello hermoso y sedoso. Cuando algo va mal en ese ciclo, es cuando se inicia la caída de cabello. Algunos de los factores que más interfieren con el ciclo natural de crecimiento de cabello son los medicamentos, enfermedades, infecciones, productos químicos, cambios hormonales, entre otros.

Aunque la pérdida de cabello puede parecer un problema más prominente en los hombres, las mujeres son igual de propensas a perder, o a tener adelgazamiento de cabello. En la mayoría de los casos de calvicies en mujeres esto comienza a aparecer a sus 50 o 60 años, sin embargo, esto puede ocurrir a cualquier edad y por una gran variedad de razones.

Nuestro cuero cabelludo tiene alrededor de cien mil cabellos, y regularmente se pierden cien a diario. La alopecia se presenta de manera paulatina iniciando por pequeñas zonas calvas en la cabeza o de manera general.

Sin embargo, diversos estudios señalan que la calvicie en mujeres se presenta principalmente por estrés ya sea físico o emocional. Asimismo, existen otros factores de riesgo como:

  • Debido a una infección o fiebre graves
  • Por parto reciente
  • Por el estrés posterior a una intervención quirúrgica
  • Estrés emocional intenso
  • Dietas drásticas, que no incluyen suficientes cantidades de proteínas
  • Ciertos medicamentos, pastillas anticonceptivas, como retinoides, bloqueadores de los canales del calcio, beta bloqueadores, AINE (como el ibuprofeno) y ciertos antidepresivos
  • Alopecia areata (Incluye pérdida de cabello en la barba, cejas y pestañas)
  • Anemia
  • Lupus y otros transtornos autoinmunes
  • Quemaduras
  • Uso excesivo de secadoras y planchas.
  • Cambios hormonales
  • Problemas con la tiroides
  • Radioterapia
  • Tiña
  • Tumores

Como podemos observar, existen múltiples razones para que nuestro cabello se caiga y deje de crecer. En ciertos casos, la calvicie en mujeres se debe a factores ambientales y externos a los que lo sometemos tales como una mala alimentación, el uso excesivo de tintes, el acondicionador, lavarlo diario con agua caliente, usar tenazas y/o secadoras. Sin embargo, también el estrés y el estado emocional en el que te encuentres puede propiciar la caída de cabello.

Cada cabello en nuestra cabeza se mantiene fijo gracias al folículo piloso. Este folículo piloso está pegado a un músculo muy pequeño llamado músculo arrector, y a su vez a una o más glándulas sebáceas. El cabello se desarrolla en tres períodos de crecimiento llamados anágeno (crecimiento, que dura de dos a cinco años y medio), catágeno (maduración que dura unos días) y telógeno (reposo que dura entre tres y seis meses). El largo de nuestro cabello depende de la duración de cada uno de estos periodos de crecimiento. Nuestro cabello crece aproximadamente 0.33 mm al día. Mientras se encuentre en periodo anágeno o catágeno, su caída será sustituida rápidamente, a diferencia de si se encuentra en periodo telógeno, ya que si existe caída de cabello en esta fase, el proceso de sustitución y crecimiento de nuestro pelo será mucho más lento.

Una persona adulta debe tener alrededor de ochenta mil y ciento cincuenta mil cabellos. Con una caída normal de cien al día. De esta cantidad, aproximadamente un 89% está en fase anagen, un 1% en fase catagen y diez por ciento en fase telogen. Si comenzamos a sufrir una drástica caída de cabello tal vez se deba a que vivimos continuos estados de estrés y ansiedad, lo que provoca que el cabello deje de crecer y que prematuramente pase a la fase de telógeno. Este fenómeno es conocido como efluvio telogénico.

Las cinco principales causas del efluvio telogénico son:

  • Estrés emocional severo. Puede ser provocado por estrés trumático o estrés crónico. En el caso del estrés traumático debido a un impacto reciente, nuestro cabello puede volver a crecer con normalidad. Sin embargo si se sufre de estrés crónico, el cabello no volverá a crecer con regularidad hasta que resolver los conflictos emocionales.
  • Regularmente, las mujeres sufren de una caída de cabello aproximadamente tres meses después del parto. Esto se debe a los cambios repentinos en los niveles hormonales, ya que durante el embarazo los niveles de progesterona y estrógenos producen un cabello más saludable en las mujeres. El cabello se torna a la normalidad pasados unos 9 o 12 meses del parto. De igual forma, puede haber un efluvio telogénico después de practicar un aborto.
  • Píldoras anticonceptivas. En algunos casos el pelo se vuelve más fino debido a las hormonas masculinas presentes es algunos tipos de píldoras anticonceptivas.
  • Fármacos. Estos pueden ser el alloppurinol que se utiliza en el tratamiento de la gota, los anticoagulantes como el heparin y el coumarin, así como el clofibrate y el gemfibrozil utilizados para disminuir los niveles de colesterol en la sangre.
  • Cirugía. El estrés producido por el trauma de una intervención quirúrgica puede provocar efluvio telogénico.

¿Qué hacer si estás perdiendo más cabello del que debieras?

A continuación te damos unos tips para evitar la calvicie en mujeres

  • Masajea a diario tu cuero cabelludo en forma circular
  • Bebe más de 2 lts de agua al día.
  • Evita la cafeína y el cigarro.
  • Consume productos con mucha vitamina A, como el queso, las zanahoras, el hígado y los huevos.
  • Evita el agua caliente y ava tu cabello cada tercer día. A menos que tengas cabello graso.
  • Relájate, no hay nada mejor que disfrutar de la vida tomando las desavenencias con madurez para encontrar soluciones.
banner image