image Calvicie femenina.
2/26/20
Autor: Reelance

Calvicie femenina.

¿Por qué se me cae el cabello? ¿Es normal que se me caiga tanto cabello? ¿Lo notará la gente? ¿Estaré envejeciendo tan pronto? ¿Me quedaré calva a este paso? ¿Cómo me peinaré si estoy calva? Honestamente, nuestra mente es tan creativa para hacernos sentir mal con estas preguntas cuando estamos en una situación incómoda como lo es la pérdida de cabello. Para calmar toda esta paranoia, la pregunta clave es: ¿Estaré presentando algún tipo de calvicie femenina? Aunque a diario perdamos grandes cantidades de cabello, la manera más simple de notarlo (sin ponernos a contar cuántos cabellos se nos caen a diario) es analizando el volumen de nuestro cabello. Las mujeres lo notan específicamente cuando se sujetan el cabello, y puede ser un buen indicador.

Las causas de la calvicie femenina son varias, de modo que no hay una sola. Las causas pueden ser, por un lapso de tiempo pasajero, que son las temporales, o no. Aunque la calvicie femenina tenga varias causas, sí se puede solucionar con un buen tratamiento general a aquellas que no son temporales, salvo un caso particular que trataremos más adelante.

Algunas de las causas más comunes de la calvicie femenina son:

  • Enfermedades de la tiroides. La glándula tiroidea, tiene la función de regular ciertas hormonas, las hormonas tiroideas. Dichas hormonas tienen influencia en los ciclos capilares. Por lo que un problema en la tiroides puede repercutir en nuestra cabellera. Son básicamente dos: el hipertiroidismo y el hipotiroidismo. Que tienen que ver con producción excesiva o deficiente de las hormonas tiroideas.
    Aunque las enfermedades de la tiroides puedan afectar tanto a mujeres como a varones, en el caso del hipertiroidismo y el hipotiroidismo, se habla de trastornos que afectas con mayor frecuencia a las mujeres. Por ello, es que incluimos las enfermedades de la tiroides como una causa de la calvicie femenina. En cifras, se estima que el ochenta y tres por ciento de los casos con estas irregularidades corresponde al sexo femenino, mientras que tan sólo en el diecisiete por ciento de los casos se habla de casos de varones. Lo que estas enfermedades generan es ocasionado a que las hormonas tiroideas regulan la actividad de las glándulas sebáceas, por ende favorecen o perjudican el crecimiento de vello.
    Los problemas con la tiroides se pueden reconocer por medio de exámenes sanguinoso, de modo que si la calvicie es ocasionada por este tipo de problemas, debe tratarse directamente el problema con la tiroides.
  • Embarazo. Después del parto hay un proceso en el cual se observa una notable caída de cabello debido a los cambios hormonales a los que se somete la mujer. Esto es causado porque durante el embarazo los cambios hormonales llevan al cabello a un proceso en el que deja de crecer y se encuentra en etapa de descanso más prolongada de lo normal antes de caerse. Por ello, al regularse las hormonas, se regula el proceso y se siente que se cae muchísimo cabello.
  • Estrés y ansiedad. A veces el estrés puede parecer ya algo hasta bastante común y cotidiano, no obstante a nuestro cuerpo, esto no le parece lo más común del mundo. Este tipo de situaciones como son el estrés y la ansiedad, al mantener al cuerpo en un constante estado de preparación para huir o pelear lo mantienen tenso, y prolongan un estado en el cual la demanda de energía es más alta, por lo que nuestro cuerpo requiere mayores nutrientes para compensar todo este gasto de energía. Un descompense de los nutrimientos, afecta al cabello, es semejante a los problemas de caída de cabello por problemas de desnutrición.
    También se puede dar, una variación en la distribución de flujo sanguíneo en el cuerpo. Este reordenamiento de las prioridades de distribución de la sangre lleva a su vez a que la irrigación sanguínea de nuestro cuero cabelludo disminuya. Recordemos que para que nuestro cabello pueda crecer sanamente, una correcta irrigación sanguínea es vital, por lo cual el estrés no es anda benéfico para nuestra cabellera.
  • Anticonceptivos orales. El uso de la píldora anticonceptiva está relacionada con la caída de cabello debido a que algunas mujeres son muy sensibles a los cambios hormonales. Es cuestión de organismo de cada mujer. Además el grado de caída de cabello es muy variado. Con el uso de la píldora anticonceptiva puede ocurrir incluso que algunas mujeres experimenten caída de cabello al dejarla ¿a qué se debe que algunas mujeres pierdan más cabello al dejar de utilizar estos anticonceptivos? Es sencillo. El consumir hormonas femeninas vía oral puede en algunos casos contrarrestar el efecto de hormonas masculinas (presentes también en el cuerpo) como la testosterona, que se relaciona mucho con la caída de cabello. Pero más específicamente el uso de algunos anticonceptivos orales puede llegar contrarrestar alguna sensibilidad que pueda tener el organismo en el momento de la conversión de testosterona en DTH, hormona que sí está estrechamente relacionada con la pérdida de cabello. Dando como resultado que, en algunos casos las mujeres al dejar anticonceptivos orales como la píldora experimenten una caída mucho mayor de cabello.
  • Son muchas las razones por las cuales la diabetes puede llevar a la pérdida de cabello. Las principales son: La mala circulación, ya que puede haber daños en los vasos sanguíneos que limite la cantidad de oxigeno que se distribuya en la sangre. Puede suceder que los folículos pilosos estén debilitados por esto y por consecuencia el crecimiento del cabello no sea el adecuado. Otra posible razón es el desequilibrio hormonal que altere el ciclo de crecimiento del cabello.
banner image