image Cómo y por qué obtener pestañas largas.
2/26/20
Autor: Reelance

Cómo y por qué obtener pestañas largas.

Las pestañas son muy importantes para la belleza y para la salud. Fisiológicamente cumplen una función de protección ante la luz y los agentes contaminantes externos. Estéticamente le brindan movimiento y gracia a la mirada, la dotan de vivacidad, júbilo, expresión y elegancia. No es de extrañarse que las personas busquen cuidar o quieran resaltar esas, pequeñas pero importantes, partes de nuestro rostro.

Unos párpados sin pestañas tendrían muy poca gracia, la mirada se nos volvería tosca y dura. Las pestañas acentúan el carácter de nuestra personalidad al vitalizar nuestra mirada. No sólo matizan o suavizan lo rígido de nuestros ojos y nuestro mirar, también acentúan la inteligencia, la elegancia, la sensualidad o esa característica que se distingue en nuestra persona. Las pestañas juegan también un pequeño papel en la comunicación. A veces basta un solo parpadeo para captar la atención de alguien, para que nos escuche o nos hable. Y alguien con pestañas largas puede captar más la atención de las personas sin ponerlas a la defensiva. Por esto y otras razones, es entendible que, si la naturaleza no nos dotó con unas pestañas largas y abundantes, recurramos a la dermatología o a la cosmética para obtenerlas. Maquillarse sin retocarse las pestañas es impensable para muchas mujeres, ya sea que tengan un evento social o ya sea que se las ricen como parte de su arreglo casual. Para obtener esas pestañas largas, rizadas y abundantes hay muchas formas, unas más conocidas que otras.

El rímel o máscara de pestañas.

El rímel es un cosmético elaborado con distintos elementos (a prueba de agua o no) y de distintas maneras (como líquido, como crema o como pastillas), que se utiliza para endurecer y darle grosor, brillo y color a las pestañas. La variedad de marcas es amplia, pero generalmente se utiliza para su elaboración ceras animales o vegetales, extractos de plantas, vehículos y conservadores. También se le conoce como máscara de pestañas y usualmente viene acompañado de un cepillo diseñado especialmente para la aplicación del líquido. Se trata de un cosmético muy útil para esos eventos que no son muy formales, pero tampoco muy casuales. Es de efecto más duradero que el enchinador pero menor que el de las extensiones. De que se utilice uno a prueba de agua dependerá que se tenga que utilizar un desmaquillante al final del día. Por sus componentes puede causar irritación y molestia, y si no se limpia puede dejar plastas y endurecimientos que pueden terminar por desprender la pestaña, o que pueden provocar que su periodo de rebrote se alargue (generalmente es en un lapso de 50 días).

El rizador o enchinador de pestañas.

Se trata de la herramienta más utilizada para mejorar el aspecto de las pestañas. Es la forma más rápida y práctica de retocarse las pestañas, de darles volumen y flexibilidad, pero también es la menos duradera. Los rizadores más comunes son elaborados con metal y plástico en forma de tenaza de distintas medidas, y dependiendo de la marca, suelen traer dispositivos adicionales como cepillos o gomas mejorar el efecto.

Un enchinador puede combinarse con el uso de rímel para lograr mayores efectos, siempre y cuando se utilice antes. Si se usa el enchinador después del rímel puede provocar que las pestañas se dañen o que el rímel se aglomere en los párpados y en el enchinador. Esta es la opción más sencilla para mejorar el aspecto de tus pestañas en la vida diaria, de forma práctica e inmediata. Si por alguna razón no tienes a la mano un rizador y quieres retocarte las pestañas, una cuchara puede serte de utilidad. La cuchara te saca del apuro, pero es recomendable tener un rizador adaptado a la medida de tus ojos, que te facilite el proceso del maquillado.

Extensiones de pestañas y pestañas postizas.

A la hora de las galas o de los eventos sociales formales, las extensiones de pestañas o las pestañas postizas son la mejor opción para obtener unas pestañas deslumbrantes. La diferencia entre las extensiones de pestañas y las pestañas postizas es que con las primeras se recomienda recurrir a un profesional de la belleza para que las aplique, una a una, y que no se dé al traste con la naturalidad; las pestañas postizas se las puede poner la misma persona. Si tienes pocas pestañas y no te gusta usar rímel, está es una buena opción para ti, sobre todo para eventos importantes. Solamente debes de tener mucho cuidado a la hora de que te las pongan o te las pongas para que no te dañes los párpados con el pegamento y no te desprendas las pestañas.

Potenciador para el crecimiento de pestañas de Reelance.

Hay otra alternativa para obtener pestañas largas y voluminosas con un efecto no tan inmediato, pero sí más duradero. El potenciador de pestañas de Reelance. Se trata de un tratamiento a base de Bimatoprost, un medicamento que hace crecer el vello en la zona del párpado, que te puede ayudar a tener pestañas más largas y prominentes en cuestión de semanas. Su uso es similar al rímel líquido, sólo que puede aplicarse dos veces al día para mejorar los resultados y puede combinarse con el uso del rizador por ejemplo. El potenciador para el crecimiento de pestañas es una muy buena alternativa si lo que quieres es aumentar la cantidad de pestañas y su grosor de manera más duradera, sin perder la naturalidad.

banner image