image ¿Cuáles vitaminas necesita mi cabello?
2/26/20
Autor: Reelance

¿Cuáles vitaminas necesita mi cabello?

¿Cuáles vitaminas necesita mi cabello?

Lo natural está tomando fuerza nuevamente. El ritmo y la velocidad con la que vivimos en estos tiempos nos exigen más que nunca una nutrición balanceada, que cubra todas las vitaminas necesarias. Por eso no es de extrañarse que los complementos vitamínicos naturales hayan tomado mucha fuerza en estos días. Ese retorno a lo natural también se ha extendido a la cosmética y a la farmacéutica; el utilizar extractos vegetales o integrales de plantas frescas, el usar aceites esenciales, de argán, de jojoba, de oliva, de semillas de uva para mejorar el aspecto y la salud del cabello se ha vuelto muy común en la elaboración de productos capilares. Si bien lo natural se añade en parte para captar la atención y satisfacer las preferencias del consumidor, la tendencia del retorno a lo natural se mantiene gracias a la facilidad de extracción y de análisis de los componentes vegetales.

Los aceites esenciales son mezclas de terpenos y de derivados terpénicos oxigenados que se emplean para el cabello principalmente por su actividad como antisépticos y cicatrizantes. El cuero cabelludo, debido a su riqueza en folículos pilosos, facilita la penetración de estos aceites disolviendo los lípidos y las vitaminas que se encuentran en esos lípidos. Hay que aclarar que existen vitaminas hidrosolubles como la vitamina B y la C y vitaminas liposolubles como la A, la D y la E. Ambas se encuentran en los vegetales que consumimos o a los que se les aplican técnicas de extracción. Las vitaminas liposolubles se conservan más que las hidrosolubles en los procesos de extracción, pero ambas se necesitan para tener salud y belleza en nuestro cabello:

Vitamina A.

También conocida como retinol, es una sustancia hidroxilada con cuerpos grasos que es sensible a la oxidación. Se considera activo cosmético porque estimula y regula la división celular, favoreciendo la queratinización de los folículos. Estimula la síntesis de colágeno y reduce los enzimas que intervienen en su degradación. Se encuentra en el aceite de soja, de olivo, de aguacate, de semillas de girasol, etc.

Vitamina B2.

Es una vitamina hidrosoluble conocida también como riboflavina. Tiene un color amarillento y la ausencia de está favorece a la producción de sebo. Favorece la respiración celular y la disolución de las grasas, regularizando la seborrea que tiene que ver con la caída del cabello.

Vitamina B3.

Llamada también nicotinamida o vitamina PP. Es hidrosoluble y su carencia provoca que los cabellos se vuelvan muy lacios. El exceso de consumo de maíz provoca la ausencia de esta vitamina.

Vitamina B5.

Conocida también como ácido pantoténico o vitamina anti caída, es un ácido alcohol hidrosoluble. La podemos encontrar en los cereales y en algunos vegetales. El ácido pantoténico interviene en la síntesis de proteínas y de lípidos, activando la pigmentación del cabello y su crecimiento. Su carencia provoca la degeneración acelerada del tallo piloso. El pantenol es la provitamina B5, un alcohol derivado con fuertes propiedades hidratantes que ayuda a los que tienen cabello quebradizo. El pantenol se utiliza mucho en los productos para el cabello gracias a su capacidad para retener la humedad y de penetración en el cuero cabelludo. Se usa también preventivamente para los que tienen la piel muy sensible e irritable ya que reduce los daños provocados por la excesiva exposición a los rayos ultravioleta.

Vitamina B6.

Se le llama también piridoxina. Al igual que la vitamina B5, se le encuentra en los cereales. La piroxidina es hidrosoluble e inestable en presencia de mucha luz, interviene en el metabolismo de los ácidos grasos esenciales y de los aminoácidos, los cuales son importantes en los procesos de nutrición y reproducción de las células. Es un regulador del flujo de sebo y ayuda a la protección frente a los rayos ultravioleta que maltratan la piel y el cabello.

Vitamina B8.

Es conocida también como vitamina H o biotina. Es hidrosoluble e interviene en el metabolismo de los lípidos y en el control de la secreción sebácea. Se le puede considera también como una vitamina anticaída y antiseborreica que está presente sobre todo en el huevo y en los hongos.

Vitamina B12.

Llamada cianocobalamina, es un estimulante celular que puede ser activa por oral o por vía externa. Se encuentra sobre todo en las algas o en el hígado.

Vitamina C.

Es una vitamina muy sensible a la oxidación, es hidrosoluble y es inestable en las soluciones. Activa la síntesis de colágeno, favoreciendo el buen funcionamiento del tejido conjuntivo del cuero cabelludo.

Vitamina E.

También llamada tocoferol, es liposoluble y estable. Es una gran molécula de tipo alcohol que tiene funciones antioxidantes y antirradicales. En general, contribuye al buen estado de los tejidos conjuntivos protegiendo las proteínas, el colágeno y la elastina, al igual que los lípidos de las membranas celulares. El a-tocoferol, ya sea en alimentos o en productos cosméticos, es usado como estabilizador de la vitamina A y como antioxidante. Funciona como principio activo para mejorar el relieve de los folículos capilares, para retener la humedad en el cuero cabelludo y para proteger de los radicales libres que causan las alteraciones queratínicas en el cabello.

Vitamina P o factor P.

Está compuesta por bioflavonoides, metabolitos de las plantas que son hidrosolubles en agua alcalina, venotónicos, antioxidantes y antinflamatorios. Son capaces de disminuir la permeabilidad de los capilares sanguíneos y de reforzar su resistencia y se encuentran principalmente en los cítricos. No se le considera tanto una vitamina porque su carencia no provoca ningún problema, lo que sí hacen las mencionadas anteriormente, pero se toma en cuenta su actividad conjunta con la vitamina C.

banner image