image Cuidados para hombre (cabello).
2/26/20
Autor: Reelance

Cuidados para hombre (cabello).

Con los cambios de paradigmas en el siglo XXI, el papel de la belleza., de la apariencia y de los cuidados para hombre tomó relevancia como en ninguna otra época. El hombre moderno, además de estar dotado de atributos como el sentido de responsabilidad, la capacidad para razonar, la conciencia social, posee una fuerza atractiva y una sensibilidad que es importante tener en cuenta tanto como los otros atributos en la educación y formación de su persona.

El cuidado del cuerpo y el desarrollo de la sensibilidad conforman lo que se conoce como educación´ estética. El cultivo de su sensibilidad y de su apariencia le permitirá por un lado, la armonía, y por otro la plenitud en la vida. La educación estética ayuda a que el hombre desarrolle otras potencialidades y que disfrute de las diversas experiencias que tiene la vida, provocando un desarrollo personal más completo y armonioso. La sociedad se enriquece en medida en la que los miembros que la conforman desarrollan y manifiestan sus capacidades y atributos. La cuestión de la apariencia no radica solamente en enlistar algunos cuidados para hombre o para mujer, también hay que procurar dar entender el alcance que tiene en las distintas esferas de la vida. Ya sea en la esfera social, en la laboral, en la escolar, incluso en la esfera familiar, la expresión de nuestros atributos, sobre todo la sensibilidad, a través de nuestra apariencia da muestras de nuestro carácter y de nuestro criterio, de la riqueza de la existencia.

Reflejar la armonía de nuestra persona, mediante la apariencia, ayuda a armonizar los entornos en los que nos desenvolvemos y nos proporciona una mejor comprensión de las actividades que realizamos y de las personas con las que colaboramos. O si bien no estamos de acuerdo con el entorno que nos rodea, si nos parece injusto o anticuado algún paradigma de la sociedad, si nos queremos rebelar ante alguna condición de la existencia humana, podemos manifestar nuestra inconformidad mediante nuestra propia apariencia. Pero hay que aclarar que manifestar nuestra inconformidad, rebelarnos, no siempre involucra descuidarnos o entregarnos a la indiferencia estética. El pintarnos el cabello de colores intensos, el perforar o tatuar nuestro cuerpo, el dejarnos crecer el cabello o la barba Los cuidados para hombre y mujer no necesariamente tienen que tener como fin el armonizar con el ambiente, también pueden enfocarse en acentuar las sensibilidades fuertes y contestatarias de nuestra individualidad. Una vez establecidos las características y los alcances del cuidado de la apariencia y del desarrollo de la sensibilidad masculina, podemos pasar a los consejos prácticos. Una parte fundamental para expresar armonía o insatisfacción es el cabello, es gracias a él que nuestra apariencia se diferencia o se acentúa.

Una de las grandes preocupaciones del hombre en cuanto a su apariencia es quedarse calvo, y más prematuramente. Que se caiga abundante cabello, que las entradas se vuelvan más pronunciadas o que el cabello se haga cada vez más delgado es la pesadilla de muchos. Hay quienes lo dejan por la paz y prefieren raparse en cuanto ven que la caída es excesiva, pero hay quienes tienen más esperanza que cabello, y no han renunciado a revertir esa situación. Por supuesto también hay a quien la alopecia le resulta completamente ajena ya nunca ha sufrido de estos dilemas. Parta todos, estos consejos pueden resultar muy útiles.

  1. Evita las altas temperaturas. No te bañes con agua muy caliente y no utilices la secadora para cabello. Si te gusta bañarte con agua caliente, utiliza un gorrito para baño y luego enjuaga tu cabello con agua a temperatura ambiente o fría. Para secarte, es preferible que uses una toalla limpia aplicando movimientos suaves.
  2. Utiliza acondicionador y no laves tu cabello con demasiada frecuencia. Recuerda que el cabello necesita de un equilibrio en la cantidad de grasa para presentar brillo y manejabilidad. No se trata de acabar con el sebo a como dé lugar o de utilizar shampoos agresivos que limpian hasta el alma. A menos de que sufras de seborrea o que estés en una etapa avanzada de alopecia, no te laves más de 7 veces a la semana, y utiliza el acondicionador no más de tres veces a la semana, siempre aplicándolo en las puntas, no en la raíz.
  3. Olvídate de los productos milagro. Existen muchos productos que prometen una cabellera abundante de un día para otro, o que exaltan las bondades naturales de alguna fruta o de alguna planta. El shampoo de cebolla, el shampoo de chile, el shampoo de caballo y algunos productos naturistas ayudan a reparar de manera inmediata el cabello, pero ninguno es eficaz para combatir la alopecia o para hacer crecer el cabello donde se está perdiendo. Si bien ayudan a que el cabello se limpié bien, que adquiera brillo y manejabilidad, no nutren el cabello y no detienen la alopecia. Para estimular el crecimiento del cabello y para combatir la alopecia es preferible el minoxidil y el ketoconazol.
  4. No te dejes llevar por los mitos. El uso de anticonceptivos, el embarrarte vinagre de manzana o aceites no harán que te crezca más cabello. De nueva cuenta, estos pueden ayudar a mejorar la apariencia del cabello pero no erradican la alopecia. También es un mito que el usar gorra o sombrero hace que se te caiga más el cabello, utilízalos con tranquilidad. Otro mito es que el minoxidil causa cáncer de próstata, esto es totalmente falso ya que el minoxidil funciona a nivel del torrente sanguíneo, no a nivel hormonal.
banner image