image Diabetes y caída de cabello.
2/26/20
Autor: Reelance

Diabetes y caída de cabello.

La diabetes, como bien sabemos hoy en día, es una enfermedad en la que el cuerpo no produce la suficiente insulina que requiere. Dicha hormona secretada por el páncreas ayuda en la utilización de la glucosa por parte de las células. Esto, muy seguramente lo saben e pe a pa las personas que lo padecen. Pero, puede que el resto no lo tengamos tan claro. Más que nadie, las personas con diabetes saben que deben llevar día a día una serie de cuidados que son necesarios para su salud. Pues presentan con mayor incidencia problemas en la piel, tales como golpes y heridas que tardan mayor tiempo en sanar, lo cual llega a ser muy incómodo. Otro efecto secundario, no tan conocido, relaciona a la diabetes y caída de cabello en estas personas. Ya que entre otras razones, la diabetes afecta directamente la circulación de la sangre.

Hablando de estas afectaciones a nivel sanguíneo, que son fluctuaciones en la circulación de la misma, pueden repercutir gravemente en el crecimiento del cabello. Dichos cambios en la circulación son debidos a que niveles diferentes a los normales de azúcar en la sangre atentan contra el sistema cardiovascular generando una diferente irrigación sanguínea al folículo piloso. El resultado es el debilitamiento del cabello (se vuelve menos grueso y fuerte, y por consecuente más quebradizo). Si se mantiene este estado de menor irrigación sanguínea el folículo piloso se puede ir debilitando más hasta desprenderse y generar calvicie.

En otro artículo se trató el tema del estrés y la caída de cabello, y recordemos que el estrés por ser una situación alarmante hace que nuestro cuerpo esté en un estado de alerta en el que hay un mayor gasto energético y de nutrientes, que lleva a nuestro organismo a desbalancearse si el estrés es prolongado y no hay una buena alimentación. Este estrés, también lleva a cambios en la distribución sanguínea por lo que en conjunto con los problemas de desbalance de nutrientes, el cabello corre mayor riesgo de caer. Para las personas que tienen diabetes es sumamente importante cuidarse de no caer en situaciones de estrés o ansiedad, pues en materia de cabello el riesgo de perder cabello es mucho más alto.

Además del factor de la mala circulación, la diabetes es otra causa que puede llevar a desequilibrios hormonales. Puede suceder inclusive que los medicamentos que se estén consumiendo sean responsables de la pérdida de cabello. Un dato interesante con respecto a la diabetes y la caída de cabello, es que una repentina pérdida de cabello puede ser señal de la aparición de diabetes.

Muchos conocíamos que parte de los problemas con la diabetes, están incluidos lo de la piel y los problemas de cicatrización y sanado, razón por la que es fácil deducir que si se tiene diabetes se es muy susceptible a condiciones dañinas en el cuero cabelludo. Las infecciosas (ya sean por hongos o bacterias) por ejemplo, que al dañar el lugar donde está situado nuestro cabello, afectan su sano crecimiento y facilitan su desprendimiento.

La solución a estos problemas, es de primera acción tratar el problema de la diabetes de manera adecuada según lo recomiende el médico familiar, para mantener controlados los niveles de azúcar en el cuerpo. Si la caída es por algún medicamento, cambiarlo puede ser la solución. Es importante además seguir una serie de consejos que aseguraran mejores condiciones para el crecimiento de cabello. Si bien el estrés y la caída de cabello están relacionados, estos no son inseparables. Se puede comenzar con medidas simples pero efectivas como mejorar la alimentación, ese gran remedio que casi nunca falla. Otra regla de oro es dormir bien, descansar y no someterse a altos niveles de estrés. Suena tan imposible como hacer ejercicio (que también se recomienda), pero no lo es.

Otra gran medida que médicos y especialistas recomiendan cuando se está perdiendo cabello a causa de la diabetes, es el uso de tratamientos que estimulen la irrigación sanguínea. Esto, debido a que en la gran mayoría de los casos presentados de diabetes y caída de cabello, la principal causa son los problemas con la circulación sanguínea en el cuero cabelludo. Apoyarse del correcto tratamiento contra la pérdida de cabello, garantiza un mejor crecimiento del cabello, y una cabellera saludable. Tratar junto con la diabetes los problemas de calvicie lleva a la persona que está padeciendo esta enfermedad una sensación de seguridad y de no ser tan susceptibles a las dificultades que acarrea la diabetes. De modo que un buen tratamiento contra la caída que estimule la irrigación sanguínea es una magnífica opción, que se recomienda sin lugar a dudas.

Para la correcta circulación del cuero cabelludo, se requiere de un vasodilatador muy efectivo. El minoxidil, es el que mejor se recomienda por la efectividad y confianza reflejadas. Si padeces diabetes y presentas problemas de caída de cabello, los tratamientos a base de minoxidil son los más recetados por especialistas. Y hoy por día, Reelance, es la marca más segura con resultados garantizados contra la caída y el crecimiento de cabello ya que sus tratamiento incluyen un shampoo con ketoconazol que limpia perfectamente el cuero cabelludo para una correcta e ideal asimilación del minoxidil que se aplica por medio de una loción. Este tipo de tratamientos e perfecto para hombres y mujeres, son la mejor opción cuando de diabetes y caída de cabello se trata.

banner image