image Efluvio Anágeno
2/26/20
Autor: Reelance

Efluvio Anágeno

Los efluvios son procesos que traen como consecuencia algún tipo de alopecia, desde la calvicie parcial (reversible) hasta la calvicie total (irreversible). El efluvio anágeno en particular es aquél desprendimiento de cabello, agresivo, masivo y radical, que ocurre durante la fase del crecimiento del pelo y que produce sobre todo la llamada alopecia androgénica. Se trata de un proceso fisiológico por el cual la actividad hormonal y sanguínea en el cuero cabelludo se ve afectada o interrumpida debido a causas patológicas, genéticas o psicológicas.

Todos los pelos, cualquiera que sea su tipo, tienen una vida limitada. El proceso de formación de los cabellos en particular es un proceso mitótico muy activo que se da por múltiples causas y que puede explicarse como una renovación constante, como una muda continua que termina hasta la muerte si no se ve interrumpido por algún tipo de efluvio. En el ciclo de los cabellos se distinguen tres fases:

  1. Fase anagénica. Es la fase de crecimiento donde el cabello está unido firmemente a la papila y que puede durar hasta 6 años. El efluvio anagéno ocurre en esta fase y corta de tajo todo el proceso de crecimiento y renovación del cabello.
  2. Fase catagénica. Es la fase de transición donde el pelo de la cabeza detiene su crecimiento. El cabello se desprende la papila y emigra hacía arriba dentro del folículo. Esta fase dura tan sólo 14 días, tiempo en el cuál el bulbo adquiere una forma más madura.
  3. Fase telogénica. Es la fase de reposo donde el cabello permanece a la altura de la glándula sebácea, hasta que le empuja y le expulsa el cabello que le sucede. Esta fase tiene una duración estimada de entre 3 y 4 meses. Los cabellos que se desprenden normalmente al bañarnos o al dormir pueden ubicarse en esta fase.

No está de más decir los estrógenos alargan la fase anagénica y androgénica. Por eso el cabello de la mujer suele ser más denso y abundante que el del hombre, por eso en las mujeres crece el cabello con más rapidez que en el hombre. Sin embargo, ya sea en mujeres u hombres, cualquier trastorno en la fase anagénica, aunque sea de origen psicológico, repercute negativamente en la formación y crecimiento del cabello, pudiendo llegar al punto de suspender completamente la fase.

Causas del aumento exponencial en la caída del cabello.

Tanto los factores que causan el efluvio anágeno como los que regulan el crecimiento del cabello son poco conocidos. Lo que se sabe con cierta certeza, y que no constituye una explicación total, es que las hormonas como los andrógenos y la circulación sanguínea intervienen en parte del proceso. Y es que los factores que determinan la cantidad de pelos y cabellos en el cuerpo son tan paradójicos que lo mismo pueden causar crecimiento excesivo de pelo en lugares indeseados al tiempo que pueden dejarte calvo. Sin embargo, de forma general podemos decir que el efluvio anagéno se puede presentar debido a:

  1. Procedimientos médicos. Después de un parto o de una operación grave se puede suspender la fase anagénica de manera intempestiva. También la quimioterapia puede incluirse en este apartado donde las células incrementan su ritmo de división, provocando que la papila se atrofie temporal o definitivamente.
  2. Enfermedades e intoxicaciones: Existen diversos tipos de enfermedades, hereditarias o adquiridas, las cuales tienen como efecto o síntoma la pérdida masiva del cabello. Los estados infecciosos prolongados , las enfermedades que atacan las células, las exposiciones a elementos como el arsénico o el cromo, el lupus, la sífilis, los trastornos relacionados con la tiroides o con las glándulas suprarrenales, todos ellos pueden involucrar la pérdida masiva del cabello.
  3. Deficiencias hormonales y alimenticias. El predominio de las hormonas androgénicas sobre los estrógenos puede agravar la caída del cabello. También la ausencia de vitaminas A y E en la ingesta diaria influye en los procesos de efluvio anágeno.
  4. Sucesos traumatizantes. Tras haber experimentado algún suceso impactante de consecuencias psicológicas, la fase anagénica puede suspenderse. Hay casos donde la persona ha perdido la totalidad de su cabello de un día para otro tras haber experimentado un shock.
  5. El uso inadecuado de instrumentos, medicamentos y productos para el cabello. El uso agresivo e indiscriminado de instrumentos como la secadora, de medicamentos sin la previa consulta con un dermatólogo, y de productos cuya fabricación y venta se hace sin escrúpulos puede provocar un efluvio anágeno.

Soluciones y remedios.

En más del 70% de los casos en los que se pierde el cabello debido a las causas mencionadas, se puede recuperar. El cabello puede volver a la normalidad en la fase anagénica una vez suprimido el trastorno identificado. Para determinar el grado de efluvio anágeno se puede recurrir al tricograma, el cual nos ayuda a objetizar el estado de la raíz pilosa. Se extraen para el estudio de 50 a 80 cabellos a fin de encontrar mediante el microscopio la relación de las 3 fases entre sí. En un estado saludable, los cabellos se encuentran en un 77% por ciento en fase anágeno, el 1% en la de catágeno y hasta el 20% en fase de telógeno. El resto correponde a cabellos distróficos llamados muertos.

Después de haber tratado o eliminado las causas que provocaron la caída intensa, y tras conocer el estado de nuestra raíz pilosa, podemos dar comienzo a la restauración. Existen productos, como los de Reelance, cuyos componentes, como el Minoxidil y el Ketoconazol, pueden ayudar a recuperar hasta el 80% del cabello perdido en 4 meses. Sus fórmulas están respaldadas científicamente y su eficacia aumenta con la constancia. Se recomienda iniciar el tratamiento, lo más tarde, un mes después de haber experimentado el primer proceso de caída intenso.

banner image