image El cabello y la forma del rostro.
2/26/20
Autor: Reelance

El cabello y la forma del rostro.

Seguramente, como el noventa por ciento de las personas (incluyéndome), has querido con gran fascinación cortarte el cabello justo como lo traes en mente. Ya sea que lo viste en tal película, televisión o sólo tienes el completo antojo de traer el cabello así dado que nunca lo has traído de ese modo y piensas ¿por qué no? Bueno, después de dicha alucinación y de haber tomado la decisión llegas a la estética de tu preferencia y de repente tus ánimos se ven rotundamente truncados por el estilista que, un poco o (no discreto) te dice que ese corte, o ese peinado con el que tanto fantaseaste, con el que tanto te visualizaste sencillamente “no te queda”. Propiamente no se trata de que tu cabeza no encaje en ese corte, como si se tratase de un molde. Es más un consejo que igualmente uno puede tomar o no.

Algunas ocasiones la respuesta del por qué el estilista nos recomienda este o aquel corte (que es distante de lo que imaginamos) va más allá de que no seamos su cliente favorito. Es una cuestión dirigida más hacia la estética.

Tomemos en cuenta que las tendencias no siempre nos favorecen. Nuestro rostro no es como el que generalmente visualizamos. Tanto en mujeres como hombres hay forman básicas del rostro que nos ayudaran a guiarnos para indicarnos la manera en la que nuestro cabello y rostro podrían llevarse lo mejor posible. Para observar correctamente nuestro rostro, hay que despejarlo de los cabellos y observarnos en el espejo. Observemos su forma básica. Existen distintas, mismas que podrían quedar resumidas en las siguientes: Ovalada, alargada, triangular, un rostro tipo diamante (es parecido a un cuadrado con un trapecio invertido donde su base mayor está junto con el cuadrado), cuadrada, redonda, rectangular.

Empecemos por el rostro ovalado, el cual es considerado como ideal, pues casi todos los cortes le quedan bien aunque tanto en hombres como en mujeres se aconseja mantener la mente despejada, la forma ovalada asemeja a un huevo. El flequillo se aconseja para rostros con frente ancha (esto puede ser un rostro triangular). A los hombres, les van muy bien las barbas y bigotes.

Para la cara alargada, el cabello con gran volumen en la parte superior es una muy buena idea, así como los flecos largos. Los hombres pueden lucir una barba no exagerada que les quedaría muy bien, la barba incluso les sienta mu bien.

En el caso de los rostros cuadrados (como el de las actriz Angelina Jolie), para darles formas más alargadas, se recomienda que el corte este rebajado de los lados y mayor volumen en el centro. Se busca así darle estética a los pómulos. El cabello largo se aconseja hasta los hombros. Para los varones, una barba corta es ideal, y el bigote sólo no es lo mejor.

Cuando se tiene una forma redonda del rostro, un buen corte seria uno largo. El volumen del cabello debe focalizarse en la parte superior del rostro. A los barones que les interese la barba, una perilla es muy recomendable. Las patillas largas disimulan lo redondo del rostro y le dan mayor equilibrio.

Para un rostro tipo diamante, el fleco le va muy bien. También se puede elegir entre cabello largo o corto, procurando cuidar el volumen a los costados del rostro. Las barbas un poco más largas, son así mismo una buena opción.

Cuando se trata de rostros rectangulares, el cabello muy cercano al rostro (tal como un fleco largo) es aconsejado, por si eres de los o las que disfrutan los cortes con flequillo.

En el caso de rostros triangulares invertidos (como el que tienen las actrices Reese Whiterspoon y Lisa Kudrow), de frente y pómulos anchos que desembocan en una barbilla puntiaguda, el corte más apropiado es aquel que disimule lo ancho de los pómulos y que le da volumen a la barbilla afilada. Se trata de buscar el equilibrio en el rostro mediante un corte con flequillo que deje posibilidad a ondulaciones y rizados que desemboquen hacia afuera. Para los hombres, un corte clásico con la raya hacia al lado, generalmente el derecho, le brinda equilibrio y elegancia al rostro con forma triangular. Una barba frondosa le puede dar volumen a esa barbilla puntiaguda.

Hay que mencionar que la belleza masculina o femenina no deja fuera la posibilidad de la asimetría para alcanzar altos grados estéticos. Los cortes asimétricos van muy bien sobre todo en personas jóvenes, y más que buscar la armonía, pueden reflejar originalidad, irreverencia y rebeldía. Estos estilos despreocupados hacia la simetría quedan muy bien sobre todo en rostros alargados, ovalados y triangulares, aunque no están prohibidos para nadie. El contraste que se da entre una parte del cabello muy corto y el resto largo proporciona fuerza y desenfado a los rostros, que de otra forma pudieran parecer infantiles. Este tipo de cortes han proliferado en estos tiempos y se han hecho tendencia gracias a que los jóvenes se inclinan a llevar, por un lado el cabello bastante corto, y por el otro, llevar un flequillo peinado ligeramente hacia un lado.

Otra tendencia que se ha trasladado del hombre a la mujer es la de utilizar cortes que permitan alzar el flequillo sobre nuestras cabezas. Los copetes incrementan su atractivo al ser utilizados por las mujeres, sobre todo por las que tiene el rostro alargado o triangular.

banner image