image Estrés y caída de cabello.
2/26/20
Autor: Reelance

Estrés y caída de cabello.

Cuando hablamos de estrés, hablamos de un mal que se apodera más y más de nuestras vidas, ahora en pleno siglo XXI parece resultar imposible vivir la vida sin él. Al grado de que si ésta es muy agitada, llegamos a decir incluso que nos acostumbramos a vivir bajo estrés, con estrés y a pesar del estrés. No obstante, aunque decimos estar ya acostumbrados, es importante tener en cuenta que nuestro cuerpo no está acostumbrado. Se ha demostrado que hay infinidad de consecuencias negativas en nuestro organismo. Tantas que nuestra mente ni las imagina. Hay consecuencias de las que la gran mayoría tenemos noción, pero hay una que particularmente a todos nos interesa y es la caída de cabello, ¿por qué sucede? ¿cómo solucionarlo? En el presente artículo nos dedicaremos a desenglosar el tema de el estrés y la caída de cabello, para comprender un poco lo perjucidicial que es el estrés.

Comencemos por entender qué es el estrés. El estrés hace referencia a una tensión física o emocional que se da como respuesta ante un factor estresante, frente al cual nuestro organismo está en un estado de alerta. Biologicamente esta preparación se dirije a una de dos opciones: huir, o pelear. Dicho estrés puede derivar en la ansiedad cuando el factor estresante ha desaparecido. Esto quiere decir que continuamos con ansiedad aún cuando no haya un motivo “directo”. Lo cual es malísimo puesto que podría decirse que nos estamos estresando y desgastando nuestro cuerpo en vano.

¿Cómo reacciona el cuerpo? Todo inicia cuando nos alteramos por diversos motivos ya sea que tenemos infinidad de trabajo, o porque nos despertamos tardísimo ya que la alarma del celular no sonó, o porque se haya terminado tu cerveza favorita en el bar donde estás, o como cuando escubrimos que no hay internet en el lugar en donde estás, o ya sea simplemente porque tu novio o novia te haga una pregunta superincómoda. En fin, este tipo de situaciones pueden sernos estresantes. Por lo que nuestro organismo comienza a liberar hormonas, que van a empeza a poner nuestro cerebro más alerta de lo normal. Esto es cuando sentimos los músculos tensos, la respiración agitada, nuestro corazon latir más deprisa y podemos comenzar a sudar. Es un estado, “semejante” al enamoramiento, aunque para algunas personas y en algunos momentos se siente lo mismo.

Dicho estado requiere de un mayor gasto energético, y de nutrientes. Lo que hace que el cuerpo empiece a tomarlos de nuestras reservas, y de donde pueda. No es por nada el que cuando nos encontramos estresado usalmente tenemos mucha hambre y se nos antojan cosas muy hipercalóricas. Es importante, que sepamos que el estrés y la caída de cabello están sumamente relacionados. Por lo que es necesario que estemos muy bien alimentados, pero para nuestra desgracia, como normalmente sucede no es así y nuestro organismo encuentra desajustes en la distribución de sus nutrientes. Recordemos que nuestro cabello para crecer sanamente requiere que no hayan problemas de desnutrición, y no esperemos que con los pocos nutrientes que nuestro cuerpo pueda tener haga maravillas con nuestro cabello. En lugar de eso, ayudémosle y mantengámonos sanos, bien hidratados, y con un buen tratamiento para nuestro cabello que tan propenso es a dañarse.

Otra situación que se presenta en los momentos de estrés, y ansiedad es el posible cambio en la distribución sanguínea. Se trata de una acción que realiza el organismo guiándose por sus prioridades para aprovechar de mejor manera posible sus recursos, en ese caso la sangre. Un punto importantísimo para el crecimiento de el cabello en el cuero cabelludo es la irrigación sanguínea. La buena irrigación trae fprtaleza al vello y su ausencia facilita su caída. De modo que el estrés y la caída de cabello están relacionados por otro factor más. En los últimos años se ha descubierto que el estrés se relaciona con la caída de cabello de muchas maneras, esto equivale a decir que nuestro cabello está siendo atacado al mismo tiempo por diversos flancos. Estudios recientes han revelado que el Efluvio telogeníco, está un tipo de caída de cabello en la que una mayor cantidad de cabelloes entran a la fase de descanso (telógena), para luego caerse por lo que el resultado es una notable pérdida de cabello. Aquí el estrés desencadena un tipo de señal que hace que los folículos entren en reposo. Por las razones presentadas y otras más, se considera que el estrés es una de las causas de la alopecia areata.

Si te encuentras en constanstante estrés, o padeces ya ansiedad lo mejor que puedes hacer es intentar relajarte, salir a caminar o practicar algun deporte o actividad física. Se trata de no dejar que la situción te abrume. Por muy alarmante que sea el factor estresante, este no será eterno y vendrán más así que mejor tomarlos con buena actitud. Lo ideal es ocuparse de los asuntos no preocuparse. De cualquier modo si estas perdiendo cabello por situaciones de estrés, los especialistas recomiendn apoyarte con un buen tratamiento. Los tratamientos de Reelance pueden ayudarte. Hay para hombres y mujeres. De cualquier modo ya sea por estrés o por otros motivos, o si no sabes por qué se te está cayendo el cabello, lo que sí sabes es cómo tratarlo. ¡Con los tratamientos de Reelane! Visita su página, y seguro encontrarás el mejor tratamiento para ti, seguro y confiable.

banner image