image ¿Qué cosas dañan mi cabello? Pérdida de cabello
2/26/20
Autor: Reelance

¿Qué cosas dañan mi cabello? Pérdida de cabello

La pérdida de cabello es algo muy normal en todos los seres humanos, ya que se regenera una y otra vez en un ciclo continuo, muchas veces esto pasa desapercibido porque generalmente se caen de 50 a 100 hebras diariamente, muy poco comparado con los más de 100 mil cabellos que tenemos en la cabeza.

No obstante, hay una serie de factores y malos hábitos que provocan un fuerte daño al cuero cabelludo y que, por lo tanto, pueden llegar a producir una caída excesiva de pelo, produciendo así la aparición de zonas calvas en la cabeza. En el presente artículo te explicaremos cuáles son los factores externos que más perjudican a la salud y el crecimiento normal del cabello.

Abuso en la aplicación de productos químicos: una de las costumbres más arraigadas en la sociedad actual —principalmente entre la población femenina—, es la de utilizar una gran cantidad de productos químicos en el cabello, ya sean los tintes capilares (diseñados para dotar de toda una gama de colores distintos a nuestro pelo), champús para alisarlo, para evitar que se esponje, para reparar cualquier daño o para detener la caída (por muy irónico que suene).

Asimismo, hay en el mercado una gran cantidad de aceites, geles, espráis, mascarillas, cremas para peinar y un sinfín de sustancias que si bien sí tienen un beneficio a corto y mediano plazo, el uso exagerado y la mala combinación de ellos puede ocasionar un efecto contraproducente y por lo tanto, maltratar el cuero cabelludo, a tal grado de que se perciba una pérdida excesiva de hebras capilares.

La recomendación es siempre utilizar productos de buena calidad, que no contengan altos niveles de alcohol y de preferencia que contengan ingredientes naturales. Así pues, elige sólo uno y no los combines indiscriminadamente, de la misma forma, recuerda que no porque te pongas una gran cantidad de sustancia significa que ésta va a actuar mejor.

Lavado.

La cuestión de cada cuándo lavar el cabello, suele ser confusa debido a que por todos lados escuchamos recomendaciones distintas. Evidentemente las empresas dedicadas a la fabricación de champús y acondicionadores, te dirán que lo debes de utilizar diario, no obstante, esto es una mentira, puesto que un cuero cabelludo sano produce una grasa natural, la cual lo protege y fortalece, si se lava una o más veces al día, esta grasa no tiene tiempo para actuar y, por lo tanto, el pelo se reseca y se puede volver quebradizo. Por otro lado, si se deja muchos días sin lavar el cabello, esta misma grasa puede obstruir los folículos pilosos y evitar su correcto crecimiento. ¿Entonces, cada cuándo se debe de lavar? Lo más recomendable es hacerlo un día sí y un día no, de esa manera evitarás que se reseque o que se vea grasiento.

Peinados tensos.

Parecerá mentira, pero la forma en la que nos peinamos diariamente también provoca un aumento en la pérdida de cabello, cuando se amarra muy seguido en peinados como trenzas, colas de caballo o chongos, podemos provocar que se quiebre, sobre todo si se utilizan ligas que no tengan recubrimiento de tela, ya que con ellas es más probable que se enrede y se vuelva quebradizo, dañándolo severamente.

Así que no temas probar distintos estilos diariamente, un día lo puedes llevar suelto y al siguiente amarrado, recuerda que en la red podrás encontrar un gran número de tutoriales y recomendaciones para peinarlo.

Artefactos electrónicos.

Una de las cosas que más dañan la salud de nuestro cabello es someterlo a temperaturas muy altas de manera continua, esto significa que peinarlo con planchas, rizadores o secadores de pelo, hará que se debiliten las hebras y, por lo tanto, que se caiga mucho más de lo normal. Por tal motivo, lo ideal es que estos aparatos electrónicos se reserven para algunas ocasiones más importantes, o que se limite su uso a máximo dos veces por semana, por ejemplo.

Hormonas.

Una de las principales causas naturales de la pérdida de cabello es la acción de las hormonas androgénicas sobre los folículos pilosos, ya que éstos se debilitan gradualmente hasta el punto de caerse y ser incapaces de reproducir nuevas hebras capilares, a esto se le conoce comúnmente como alopecia androgénica o hereditaria, es el tipo más común de calvicie y afecta al 50% de los hombres, aunque también se puede presentar en mujeres (de forma menos probable).

Es necesario apuntar aquí que algunos anticonceptivos que utiliza la población femenina tienen hormonas androgénicas, por lo que si eres mujer y te has percatado de que tienes zonas calvas en la cabeza, debes de descartar que sea causado por el tipo de sustancia de control de natalidad que utilizas.

Este padecimiento debe de ser diagnosticado por un especialista, quien será capaz de recetar un tratamiento para evitar la caída y promover el crecimiento de nuevo pelo en las zonas afectadas del cuero cabelludo. Este punto es muy importante, ya que no todos los tipos de calvicie son iguales y por lo tanto sus tratamientos son distintos, además de que en el mercado existe un gran número de productos cuya efectividad no está probada científicamente, por lo que muy pocos son los que realmente funcionan.

Ahora que ya sabes qué factores producen una pérdida de cabello fuera de lo normal, es hora de proporcionarle el mejor cuidado para evitarlo, si el problema persiste, entonces se debe a una alopecia, por lo que el recurrir con un médico es importante.

Para los casos clínicos de calvicie, Reelance tiene a la venta una línea de tratamientos altamente efectivos, ya que su principal activo es el minoxidil, un compuesto aprobado clínicamente. Para más información, te invitamos a revisar nuestra página, en donde encontrarás los resultados de años de investigación especializada en la alopecia.

banner image