image Eficiencia de los shampoo anti caída de cabello
2/26/20
Autor: Reelance

Eficiencia de los shampoo anti caída de cabello

Algunas fuentes dicen que fue Sake Dean Mahomed (emigrante de India dueño de baños de unos baños de vapor en Gran Bretaña en el siglo XIIX), otras que fue John Break, en cambio otras dicen que fue Han Schwarzkopf (químico del siglo XIX), esto y otros nombres son los que rondan el título de ser el inventor del shampoo. Quizá no sea de vital importancia saber quién fue quien lo creo, uno no pierde mucho por no saberlo, pero lo que sí es bueno, es saber que necesidades buscaba satisfacer y para qué fue creado.

Originalmente, el shampoo era el resultado de un proceso que consistía en la elaboración de jabón, mismo que después sería hervido en agua para añadirle hierbas aromáticas. Los shampoos sintéticos, como muchos de los que conocemos hoy en día se introdujeron entre los años veinte y treinta del siglo pasado. Fue en Estados Unidos donde se le empezaron a añadir al shampoo ciertos ingredientes que hasta entonces limitaban su uso a los fines industriales, desaprovechando así sus capacidades, llamados espumógenos.

Sintéticos o no, los shampoos se crearon no por meras cuestiones de estética, fue inventado para abastecer una necesidad de salud, pues los productos de higiene que se utilizaban eran muy agresivos. Comprendamos que la función del shampoo es limpiar tu cabello de residuos y de sebo. El sebo, en pequeñas cantidades protege el cabello atrapando la suciedad que adquiere el cuero cabelludo del exterior, también lo cuida de las escamas del cuero cabelludo (o caspa) y de los productos que le aplicamos al cabello y lo puedan dañar, tales como geles y algunas cremas. Sin embargo, el sebo en grandes cantidades se acumula y puede generar entre otras cosas la pérdida de cabello, pues impide el crecimiento del cabello, y de cabellos nuevos al obstaculizar los poros del cuero cabelludo. El objetivo de contar la historia del shampoo es entender su función como tal, sus efectos en favor de nuestra salud.

Todos los shampoos que hemos usado, contienen en esencia dos tipos de sustancias: La base que se encarga de limpiar, y la que proporciona alguna fragancia. Los shampoos que nos ofrecen la televisión, la radio y muchos de internet son preventivos y en la mayoría de los casos no los aprobaría tu dermatólogo particular. Aunque en la etiqueta de estos shampoos se mencionen como anti-caída, no es verdad que un shampoo por sí sólo frene la caída de cabello, lo que se requiere es de un tratamiento. La función de un shampoo es limpiar tu cuero cabelludo. Un cuero cabelludo limpio asimila mucho mejor los agentes activos que se le apliquen para combatir la pérdida de cabello, eso sí está comprobado. No hay que dejarse engañar por los shampoos cosméticos que no solucionarán nuestros problemas de cabello.

Por lo general, cada shampoo proporciona un beneficio específico. Algunos presentan vitamina B, otros calcio, en cambio unos más poseen quitina u otros aminoácidos. Estos llamados shampoos anti-caída tienen como objetivo revitalizar tu cabello. Hidratarlo o nutrirlo no significa solucionar un problema serio como es la pérdida de cabello. Los shampoos anti-caída incluyen tensoactivos proteicos y proteínas que producen una capa reparadora del cabello, esta soluciona condiciones que usualmente van junto con la caída de cabello, más no solucionarán la caída. Estos shampoos son preparados con la función específica de neutralizar efectos patológicos o padecimientos que acompañan a la caída de cabello, su uso da mejores condiciones: brillo, fuerza, hidratación, apariencia en sí. Esta es la función de un shampoo como tal. Para las personas que padecen alopecia (caída de cabello) el tratamiento indicado consiste en la aplicación de un ingrediente activo sobre el cuero cabelludo en conjunto con un shampoo adecuado que deje limpie la zona del cuero cabelludo para su correcta aplicación. Así lo recomiendan los expertos.

¿Qué shampoo es el indicado?

Pues bien, los estudios han comprobado que los shampoos que contienen ketoconazol en el tratamiento de alopecia son los mejores para acondicionar el cuero cabelludo para otro ingrediente activo. El agente activo que se conoce es el minoxidil para casos de alopecia. Junto, minoxidil y ketoconazol son lo más comprobado y aceptado actualmente por instituciones de confianza.

La presencia de ketoconazol brinda los beneficios de atacar la caspa y librar a tu cabello de esta, además de combatir también la dermatitis seborreica y la foliculitis. Esto es muy beneficioso porque un solo shampoo te aportará uno sólo de estos beneficios, mientras que el kotoconazol de brinda más. Por si fuera poco, con un tratamiento de minoxidil y ketoconazol, no librarás solamente a tu cabello de la caída y generarás nuevo cabello, sino que este se encontrará libre también de caspa y otros problemas del cuero cabelludo. Cabe resaltar que tanto para que el minoxidil como el ketoconazol tengan los efectos esperados, se requiere que las concentraciones sean las adecuadas. Hablando del minoxidil, este debe estar al 5 %, en el caso de los hombres, y el ketoconazol al 2%. Ambas concentraciones te las brinda Reeelance en sus productos, ya que trae estos destacados agentes activos en sus tratamientos que incluyen tanto shampoo como loción. Reelance es una marca enfocada al estudio del crecimiento de cabello y ceja, que se encuentra entre los cosméticos y los medicamentos, con todos sus productos certificados por la FDA. Tú mismo lo notarás, no se trata de desperdiciar tu dinero en cosas comerciales. Incluso no necesitas ir a ningún lugar, desde tu casa en tu computadora puedes visitar su página de Internet y elegir el tratamiento que más te convenga; el envío es gratis. Los resultados son clínicamente comprobados, a partir del primer mes se detiene la caída, entonces empezará a crecerte cabello nuevo. No importa que edad tengas, notarás como ningún tratamiento te dará estos maravillosos resultados.

banner image