image Shampoo de chile
2/25/20
Autor: Reelance

Shampoo de chile

Los mexicanos tenemos fama de ponerle chile a cualquier alimento. Por eso cuando alguien escucha hablar sobre el shampoo de chile casi siempre lo relaciona con un invento de algún mexicano que se le ocurrió ponerle chile ya no sólo a sus alimentos, sino también a su cabello. Por otra parte, más de alguno puede llegar a pensar que se trata de un producto elaborado en el país que lleva el nombre de Chile.

No adelantemos nuestro pensamiento con este tipo de juicios y conozcamos un poco más acerca de este shampoo que se elabora a partir de extractos de chile. Básicamente se trata de un producto para el cabello poco difundido y comprobado, que se compone de una proporción variada de elementos naturales y químicos, ya sea como receta o como fórmula.

El shampoo de chile pertenece al grupo de los preparados de uso cósmetico, ya sea casero o industrial, de los que no se conoce realmente su eficacia. Sin embargo, este producto está destinado a higienizar y refrescar el cabello, para ayudar a combatir la caspa seborreica. También alivia la resequedad u oleosidad del cuero cabelludo, mejorando su circulación y favoreciendo el mantenimiento y el crecimiento capilar.

Está última función, la del crecimiento capilar, es dudosa que la cumpla, a lo menos en forma evidente y directa; de ahí que se haya abandonado su antiguo nombre de receta casera milagrosa. Son innumerables las recetas y las fórmulas, empíricas y de uso tradicional unas, modernas y cosméticas otras, empleadas para elaborar este preparado que incorpora al chile y otros elementos naturales, como la cebolla y el ajo, para combatir la resequedad, la caspa y la calvicie en el cabello. Muchas de estas recetas y fórmulas son útiles a lo menos como tratamiento coadyuvante y la mayoría son poco activas en su eficacia. Pero como escribió el dermatológo y micólogo Raymon Sabouraud: “Las mejores y las peores fórmulas tienen como bondad común ser agentes de limpieza”. El shampoo de chile reemplaza con un costo menos ostentoso a los productos, a los enjuagues y a los lavados costosos que disminuyen los síntomas más visibles y desagradables de un cabello maltratado y sucio.

Hay que hacer hincapié que independientemente del tipo de fórmula o receta que se use, cualquier shampoo, no sólo el de chile, debe contener la suficiente cantidad de agua para impedir la deshidratación cutánea (este defecto desaparece totalmente al usar el shampoo durante el baño, mientras está húmedo) y la proporción de aceites o componentes adecuada para lubricar la capa córnea y reemplazar las grasas naturales removidas por la actividad cotidiana y por el lavado.

Si decides utilizar algún producto para el cabello que contenga chile, o si pruebas alguna receta que incorpore este tipo de pimientos, realiza antes una prueba de sensibilidad. Para comprobar si tu cuero cabelludo soporta los elementos fuertemente activos que contiene el ají o chile.

Como ya explicamos, citando Sabouraud, este shampoo sirve para los cuidados higiénicos. Todos los productos para el cabello que tienen la composición de un enjuague o shampoo sirven para hidratar y limpiar el cabello de los agentes contaminantes a los que está expuesto. La función que más afirman, los que lo venden y lo han probado, es que ayuda mucho a combatir la caspa, gracias a los elementos orgánicos que encontramos en el extracto del chile. El chile es rico en vitamina A y C que sirven como propiedades para la protección de la piel y el cuero cabelludo, pero lo que realmente hizo que el chile se comenzara a elaborar como shampoo fue el supuesto descubrimiento en él de la vitamina P, tan importante para la resistencia capilar.

El cabello, recordemos, está recubierto de escamas que forman la cutícula, que se presenta lisa en estado normal. La caspa se forma con esas escamas que caen sobre los hombros y que provienen de un exceso de descamación del cuero cabelludo. La caspa es la manifestación del sebo y la grasa desequilibrada que se produce en el cuero cabelludo, y cuyo exceso produce alopecia. Es contra este desequilibrio, contra ese mal estado de la cutícula, que el shampoo de chile busca actuar. Si los cabellos son normales o secos, entonces se impone una alternancia entre el shampoo de chile y un acondicionador que ayude a la caspa. Si acompaña al cabello graso, la caspa se fija al cuero cabelludo y su eliminación se efectúa al mismo tiempo que el exceso de seborrea. Durante la aplicación hay que cuidar de no realizar fricciones vigorosas o masajes agresivos ya que podría causarse rupturas en la estructura del cabello.

La cutícula dañada puede regenerarse con tratamientos mecánicos o químicos, pero es complicado que lo haga gracias a este tipo de productos. Si el folículo se mantiene sano, está asegurada la renovación del cabello, se use o no algún shampoo, si el folículo está muerto, será muy difícil que se renueve con la ayuda de esas recetas o fórmulas.

Datos sobre el chile.

El ají o chile es el nombre que en Hispanoamérica se le da a ciertos tipos de pimientos, frutos del género Capsicum. El nombre de chile, de la variedad mexicana, viene del náhuatl chili, más del 80 por ciento de chiles que se consume en el mundo son especies de origen mexicano, el resto proviene de las regiones centroamericanas y sudamericanas. Los mexicanos comemos alrededor de 4 kilos anuales de chiles frescos por cabeza y un kilogramo de chiles secos, lo que no s da el promedio de consumo más alto del mundo.

banner image