image ¿Tu mascara de pestañas es toxica?
2/26/20
Autor: Reelance

¿Tu mascara de pestañas es toxica?

Todas las mujeres usamos o hemos utilizado mascaras de pestañas o rímel, este maquillaje que les da volumen y alarga nuestras pestañas además de hacerlas más oscuras, una remedio infalible para nosotras, pero te has preguntado ¿si realmente es bueno utilizarlo?

En este artículo hablaremos un poco más sobre este maquillaje, si realmente te beneficie o al contrario y que otras opciones existen además del rímel para embellecer nuestros ojos.

¿Alguna vez has revisado de qué está hecho el producto? El 78% de las mujeres nunca mira la composición de los cosméticos.

Entre los componentes y tintes utilizados en el rímel se encuentran solventes como el isododecano, formadores de película, conservantes y ceras de origen animal, vegetal y mineral; así como pigmentos y polímeros fijadores.

En un estudio sueco publicado en el International Journal of Cosmetic Science se evaluaron siete máscaras o tipos de rímel y dos de ellas indujeron un enrojecimiento de la piel cuando se aplicaron en una piel normal.

Las dos se basaban en una emulsión convencional con estearato como emulsificador principal, una sustancia irritante que podría causar más molestias o problemas en pieles sensibles o con enfermedades.

En otro estudio de 49 artículos diferentes de maquillaje para la cara, incluyendo siete marcas de rímel, sus pruebas revelaron grave contaminación con metales pesados en prácticamente todos los productos:

  • El 96 por ciento contenía plomo
  • El 90 por ciento contenía berilio
  • El 61 por ciento contenía talio
  • El 51 por ciento contenía cadmio
  • El 20 por ciento contenía arsénico

Además, cada producto contiene en promedio dos de los cuatro metales de mayor preocupación (arsénico, cadmio, plomo y mercurio), que en Canadá, se señalan como tóxicos debido a las preocupaciones de salud manifestadas.

La mayoría de los productos también contienen un promedio de cuatro de los ocho metales probados (arsénico, cadmio, plomo, mercurio, níquel, berilio, talio y selenio). Otros productos químicos comunes en el rímel son:

Parabenos: Los estudios han demostrado que los parabenos pueden afectar su cuerpo tanto como los estrógenos, los cuales podrían disminuir la masa muscular, almacenar grasa extra y llevar al crecimiento del pecho. Otros estudios también han relacionado a los parabenos con el cáncer de mama.

Ftalato: es otro conservante sintético que es cancerígeno y se vincula a los efectos reproductivos (disminución en el número de espermatozoides, desarrollo temprano de las mamas, defectos de nacimiento) y daños al hígado y los riñones.

Productos derivados del petróleo: estos productos cubren su piel como el plástico, ya que obstruyen los poros y acumulan toxinas.

Dioxano: es “probablemente cancerígeno para los humanos” y es tóxico para el cerebro, el sistema nervioso central, los riñones y el hígado.

Otro punto a considerar es la contaminación bacteriana. Un estudio en el International Journal of Cosmetic Science reveló la presencia de estafilococo áureo en el 79 por ciento de las muestras de rímel analizadas.

En conclusión el uso del rímel no es bueno para nuestra salud como puedes darte cuenta, pero sabemos que es muy práctico, si lo sigues utilizando te damos unos consejos para su uso:

– No duermas con el rimel puesto

¡Ni se te ocurra irte a dormir con la máscara de pestañas puesta! La Máscara de pestañas puede formar escamas en las pestañas mientras duermes. La consecuencia es que te puedes levantar con con picor en los ojos, con los ojos rojos, las córneas rayadas o incluso una infección ocular. Es muy importante que te quites el maquillaje antes de irte a dormir, aunque sea con una toallita húmeda.

– Cambia de máscara de pestañas cada 3 meses

La máscara de pestañas puede albergar bacterias con mayor facilidad que otros cosméticos, por lo que algunos expertos recomiendan reemplazar el rímel cada tres meses. Si tu rímel se seca, no es aconsejable añadir agua o saliva para humedecerlo porque puedes introducir bacterias.

– Nunca jamás prestes tu maquillaje

Especialmente NO compartir los cosméticos para evitar infecciones oculares. Al aplicarse una prueba de cierto producto en tiendas, es importante asegurarse de que los aplicadores sean desechables.

– Cuidado con los arañazos del aplicador

Por otro lado una de las lesiones más comunes cuando se maquillan las pestañas es arañarse el ojo con el aplicador de rímel. Tienes que tener cuidado, el arañazo puede conducir a una infección ocular y te puede causar infecciones que, en el peor de los casos, pueden dar lugar a úlceras en la córnea, pérdida de las pestañas, o incluso ceguera.

Pero hay mejores opciones que el rímel para lucir tus pestañas y hacerlas ver grandes e impactantes sin tener que maquillarlas diariamente, con esto nos referimos a los sueros para pestañas, hay muchos en el mercado pero solo algunos funcionan realmente, esta opción es mucho más sana y puede ahorrarte dinero también, ya que actualmente el precio de las máscaras de pestañas son cada vez con mayor precio.

Te recomendamos el Potenciador para crecimiento de pestañas de la marca Reelance que es mexicana, este Potenciador más que un suero es un tratamiento clínico especializado en pestañas, el cual contiene como ingrediente activo principal Minoxidil, además de tener ingredientes naturales que hidratan las pestañas.

Este además de ayudar en el crecimiento de las pestañas logra intensificarlas, darles volumen y grosor, con esto ya no necesitara más rímel, ya que hace todo el trabajo de un maquillaje pero de una forma que no te afectara.

El Potenciador Para Crecimiento de Pestañas contiene 6 ml, formulado para ofrecer resultados más rápidos y efectivos. Cuenta con una punta inteligente de nylon para brindar mayor rendimiento del producto y una aplicación más precisa.

Puedes visitar su página online encontraras muchas opciones para mejorar tu belleza.

banner image